CÓMO DESEAR QUE LLEGUE EL LUNES

Es domingo por la tarde, ya queda borrosa en la memoria la euforia del viernes noche y la sonrisa del sábado.  Con un poco de suerte has pasado tiempo con amigos o familia, hecho algo de deporte, puesto al día tus compras y ojalá que leído (o visto) alguna cosa interesante.

Todo está bien, pero sin tener muy claro porqué, sientes que tu alrededor va cambiando de color a uno más oscuro y menos apetecible a medida que se acerca el lunes.

Es entonces cuando sueltas medio suspiro, te giras y le preguntas a la persona que tienes al lado, “dime… si pudieras elegir… ¿Cuál sería el trabajo de tus sueños?”

Esa persona te mira y te contesta rotundo: en mis sueños no trabajo.

Los dos os reís.

 

Los seres humanos disfrutamos con la libertad de decisión y trabajar a menudo implica hacer cosas de una manera que no siempre compartimos… porque así lo requiere el cliente o lo dicta el organigrama.

Otras veces además implica la realización de tareas poco retadoras o todo lo contrario, algunas para las que no nos sentimos preparados.

Es por eso que el estrés laboral llena las consultas médicas y los departamentos de Recursos Humanos seguimos analizando los ratios de absentismo.

Y aunque a priori pueda parecer que la mayoría seríamos más felices si no tuviéramos que trabajar, nada más lejos de la realidad.

Según la investigación psicológica, para ser realmente felices necesitamos estar ocupados, sentir que somos hábiles y que pertenecemos a algo superior a nosotros. En otras palabras, necesitamos experimentar estados de Flow.

cropped-tu-trabajo-ideal-portada-cristina-nogales-trallero-3.jpg

El Flow es el estado psicológico que experimentamos las personas cuando nos implicamos completamente con la situación presente.

Para explicarlo Mihály Csíkszentmihályi creó un gráfico en el que planteaba que cualquier situación supone un nivel de reto para nuestras habilidades y en función de esa relación experimentamos distintos estados de motivación.

Cuando la situación supone un nivel de reto alto para algo en lo que somos fuertes, es decir requiere una habilidad que tenemos muy desarrollada, experimentamos Flow Status.

¿Te ha pasado alguna vez que estabas haciendo algo y cuando miraste el reloj te diste cuenta de que el tiempo había pasado más rápido de lo que pensabas?

Esa sensación de que “se pasa el tiempo volando”, es la evidencia más clara del estado de Flow, ya que fluir con una tarea implica (entre otras cosas) una pérdida de consciencia sobre lo que nos rodea exterior e interiormente, incluido el paso del tiempo y el cansancio.

Nunca estamos suficientemente cansados para hacer algo que realmente nos motiva.

Lo mejor de este descubrimiento de la Psicología Positiva es que según las conclusiones de los estudios de Mihály, experimentar Flow correlaciona directamente con la felicidad percibida. Es decir, cuantas más experiencias de Flow vivas a lo largo del día, más alta será tu puntuación si alguien te preguntase…

 ¿Cuánto de feliz eres con tu vida actual del 1 al 10?

 

– Cómo ser más felices gracias al trabajo –

Más allá de que la cultura de tu organización apueste por una dirección por objetivos o adapte correctamente sus retos al talento interno, existen una serie de hábitos que puedes hacer por ti mism@ para experimentar más estados de Flow durante tu jornada de trabajo:

  • Desarrolla mente SMART. No hay flow sin reto, por eso definir los objetivos que implican las tareas que realizas te ayudará a delimitar el nivel de desafío adecuado. La estrategia SMART dice que los objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables y con un tiempo establecido. Es una herramienta que puede ayudarte para comenzar a orientar tu mente hacia el reto. Pregúntate a menudo ¿Qué resultado quieres conseguir? ¿Cómo vas a saber que lo estás consiguiendo? ¿En cuánto tiempo vas a lograrlo? Y lo más importante ¿Estás siendo realista?

 

  • Desarrolla Dominio. Una vez tengas claro el reto cuestiónate qué nivel de habilidad requiere de ti. Es fácil saber la respuesta en función del estado motivacional que te haga sentir la tarea. Si te estresa significa que la actividad requiere un nivel de habilidad superior y necesitas desglosarla en un objetivo menos ambicioso para ganar la sensación de dominio. Si por el contrario, te aburre, significa que ya eres muy hábil en esa tarea y el reto que te proporcionará Flow consistirá en mejorar tu propia marca actual.

FlowEstatus

  • Mira el Marcador. De nada sirve un velocímetro si no se mira. La sensación de Flow correlaciona con la de control sobre la situación por eso contar con indicadores que nos informen continuamente sobre cómo lo estamos haciendo ayuda a experimentarlo. Después de haber definido ¿Cómo vas a saber que estás logrando tu objetivo? Es importante concretar ¿Cómo vas a dar seguimiento a esos indicadores?

 

  • Practica Mindfulness. La conexión con el presente que se consigue durante el estado de flow es muy parecida a la atención plena que se practica durante el mindfulness, por eso entrenar este tipo de meditación te permitirá experimentar el estado de Flow más fácilmente.

 

  • Actúa. Cuanto mayor fusión entre atención y acción requiera nuestra tarea para resolverla mayor será la implicación con la misma y más intenso el estado de Flow. Si quieres experimentar una motivación más intensa durante el trabajo preguntare a menudo ¿Cómo podría resolver esta tarea con más acción? El ser humano tiende a economizar acciones por naturaleza para no derrochar energía, sin embargo llevar a cabo más acciones en tu día a día, no solo te ayudará a sentir más flow, también incrementará tu riego sanguíneo, creatividad y otras capacidades por salir de tu zona de confort. Atiende y actua.

 

  • Recompénsate. El verdadero flow implica lo que en psicología se llama experiencia autolética, es decir, una sensación de recompensa por el mero hecho de hacer esa actividad. Sobre todo al terminar una tarea, prémiate de alguna manera, interiormente estarás reforzando la experiencia de Flow e incrementando la probabilidad de que vuelva a ocurrir en el futuro.

 

Ahora que sabes todo esto... ¿Qué vas a hacer diferente? 
Deja tus comentarios sobre qué te ha parecido este post y qué te ha resultado más interesante para aplicarlo a tu momento actual.

like